Escanciadores de sidra para bodas y celebraciones

escanciador de sidra tradicional

Disfruta de la auténtica sidra escanciada

El arte de escanciar la sidra

El escanciado es una seña de identidad de la sidra natural. Se trata de un ritual con el que se consigue mezclar el oxígeno del aire con el carbónico que contiene la sidra. De esta manera, el olor y el sabor adquieren mayor relevancia.

Hoy en día podemos considerar el escanciado como un servicio adicional al cliente que convertirá su evento en una experiencia exclusiva. Ofrecemos un servicio versátil que puede disfrutarse en diferentes espacios con el que sorprender a los invitados con un espectáculo con arraigo.

Ponga en su evento un toque único con sabor a Asturias con nuestros escanciadores profesionales. Disfrutar de un buen culín de sidra bien espichada es el complemento ideal para una boda original o cualquier otra celebración. Nadie podrá resistirse a esta bebida natural, fresca y digestiva que siempre apetece.

¿Por qué se escancia la sidra?

El escanciado de la sidra va más allá de su mera espectacularidad ya que responde a unos criterios de calidad. El objetivo consiste en conseguir el mismo efecto que si la sidra saliera de la espicha del tonel. De esta forma, al “chocar” con el vaso, se activa el carbono endógeno de la sidra cuyo efecto es efímero. También se volatiliza parte del ácido que la sidra contiene, resultando así en boca más equilibrada y agradable.

Tal es así que sus orígenes se basaban en imitar el efecto que hace la sidra al salir del tonel hacia el vaso o la zapica, una jarra de madera que tradicionalmente se usaba para llevar la sidra recién espichada del tonel a la mesa.

Cómo saborear una buena sidra

La mejor forma de saborear una buena sidra es tomarla recién escanciada y en pequeñas cantidades. Lo ideal es escanciarla en un vaso ancho y de una altura de unos 12 cm. De esta manera la evaporación será mayor y podremos apreciar mejor los aromas, a lo que ayudarán las burbujas de anhídrido carbónico.

No se debe llenar el vaso con más cantidad de la que podemos beber de un trago o dos, lo que se denomina por los asturianos como “culín”, antes de que desaparezca el efecto del escanciado. Se deja un poco de líquido que se tira después y se enjuaga el vaso, dejándolo listo para degustar el siguiente culín.

La sidra natural ha de servirse fresca (sobre unos 13º). También es aconsejable, previamente al escanciado, voltear la botella y agitarla un poco para activar el carbónico natural y que se diluyan los sedimentos que pueda tener.

Preguntas frecuentes

Nuestro servicio de escanciado de sidra está pensado para cualquier evento o celebración tales como banquetes nupciales, copa de espera, congresos, fiestas privadas, comuniones. ferias, exposiciones de turismo, ferias gastronómicas, etc

Disponemos de varios tipos de sidra para escanciar tales como: sidra natural embotellada artesana asturiana marca Trabanco o vasca.  

Nuestro servicio incluye:

  • Traslado 
  • Decoración de stand
  • Montaje y desmontaje del stand
  • Vasos de sidra anchos
  • Botellas de sidra
  • Escanciador vestido con traje  típico de Asturias

Lo antes posible, ya que el servicio de escanciadores son muy novedosos y ante la escasez es un servicio muy  demandado en bodas y otros tipos de celebraciones.

Si estás interesado en saber cual puede ser el presupuesto para contratar a un escanciador de sidra profesional para tu evento, hay que tener en cuenta varios factores:

  • Número de asistentes
  • Distancia o lugar donde se celebre
  • Cantidad de botellas de sidra
  • Tipo de decoración
Ir arriba