Venenciadores para bodas y eventos

Disfruta de una experiencia única

La venencia: Arte y tradición

Con nuestros venenciadores experimentados podrás disfrutar de una copa de espera muy especial.

Nuestra finalidad radica en darle un toque de distinción y originalidad a tu evento creando con nuestra puesta en escena un ambiente selecto y acaparando la atención de tus invitados.

Creamos un entorno auténtico donde se podrá degustar una copa de vino generoso como la Manzanilla o un Montilla-Moriles trasladándote a la misma bodega.

Ofrecemos una experiencia de cata, que junto con el arte de la venencia, convertirán tu evento en una ocasión memorable, añadiendo un toque exclusivo.

Si lo que buscáis es destacar especialmente en vuestro gran día, contratar nuestros servicios será una decisión más que acertada. Aportaremos a vuestra boda un aire andaluz con el que sorprenderéis a familiares y amigos con buen venenciador de vino.

Cómo saborear un buen vino fino: El arte de la venencia.

El arte de venenciar no es sólo un espectáculo visual, sino una forma precisa de degustar los sabores, olores y matices de un vino.

Si nos remontamos a los orígenes de este arte de «venenciar vino«, tenemos que hablar de los tratos que se realizaban al comprar partidas de vino en las que era siempre necesario sacar una muestra del producto objeto de la transacción para llegar a una «avenencia» o acuerdo sobre su precio. El utensilio que se utilizaba para hacer esa cata es lo que hoy conocemos como venencia y la persona que trasegaba el vino de la venencia al catavino es el venenciador. Hoy en día, este acto se realiza por profesionales que requieren de una especial destreza, convirtiéndose la venencia en una prolongación de su brazo.

Así pues, la venencia posibilita el servicio del vino, escanciándolo en la copa o catavinos desde una altura que depende de la habilidad del venenciador, pero que puede llegar a alcanzar hasta un metro de distancia, e incluso más. En su larga caída desde el cubilete de la venencia, el vino se oxigena y al «romper» en la copa, se abre dejando libre todos sus aromas y matices.

Otro factor que incide en el sabor del vino es la temperatura a la que debe servirse éste. Para los Finos y Manzanillas la temperatura ideal para apreciar todos los matices de esa clase de vinos sería entre Entre 8ºC – 10ºC y para los Amontillados, Palos Cortados, Olorosos y Oportos entre 11ºC – 15ºC .

Cualidades de los vinos finos

Hablar de vino fino es hablar de los vinos con Denominación de Origen Montilla -Moriles, los cuales pueden presumir de ser una de las denominaciones de origen más antiguas de nuestro país. Se reconoció en 1932 a través del Estatuto de la Viña y el Vino, que amparaba legalmente los nombres de Montilla y de Moriles.


Se trata de vinos cuyo proceso se inicia con la obtención del llamado mosto yema, el primero que sale tras el prensado de la uva Pedro Ximénez. Este mosto fermenta y reposa durante un año en tinaja y luego pasa a iniciar la fase de crianza en bota por el sistema de criaderas y solera, donde comienza la crianza biológica y el desarrollo del velo de flor. La crianza biológica, la más importante aportación de Andalucía a la enología mundial, transforma el vino recién fermentado, que en un principio era afrutado, en un vino con mucho menos cuerpo y más finura, más ligereza en boca y, al mismo tiempo, con más fragancia y muchos más aromas.

Se caracterizan por ser vinos singulares de color amarillo verdoso, suavidad y agradable amargor en perfecto equilibrio y aromas punzantes. En nariz es muy complejo, sutil y delicado, con tonos almendrados.
En boca es seco, amargo y suave al mismo tiempo, con su toque salino que lo hacen inconfundible.

Son vinos secos, sin azúcares residuales, con un grado alcohólico de 15 % Vol. obtenido de forma natural, sin necesidad de adición de alcohol vínico, químicamente muy estables, lentos en su proceso de envejecimiento.

Tampoco podemos olvidar la importancia de la Denominación de Origen de la Manzanilla que fue incorporada a la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry en 1933 como uno de sus tipos de vino. Hasta 1964 no se publicó el Reglamento de la Denominación de Origen Manzanilla, donde se reconoce la identidad de la Manzanilla, así como su vínculo con Sanlúcar de Barrameda.

Se trata de un vino muy pálido, de un tono amarillo pajizo. Tiene aroma punzante con notas florales que recuerdan a camomila y almendras. Al paladar es seco y fresco. Presenta, también, una ligera acidez que deja un regusto ligeramente amargo.

Maridaje perfecto del vino fino

El vino fino Montilla-Moriles es un excelente potenciador de los sabores de las comidas con las que se marida, por lo que es susceptible de diferentes maridajes. Al ser vinos secos, ligeros y delicados al paladar, extraen y potencian los sabores de multitud de platos.

Estos vinos son ideales para una copa de bienvenida acompañada de un buen jamón y embutidos ibéricos así como quesos suaves.

Igualmente combinan a la perfección con mariscos en todas sus variedades, tanto cocidos como a la plancha y con sabores intensos como la nécora o el centollo.

Por otro lado, son muy adecuados con los pescados azules o blancos.

También acompaña estupendamente los guisos y carnes como el rabo de toro.

Preguntas frecuentes

Nuestro servicio de venenciado de vino está pensado para cualquier evento o celebración tales como banquetes nupciales, copa de espera, congresos, fiestas privadas, comuniones. ferias, exposiciones de turismo, ferias gastronómicas, etc

Disponemos de varios tipos de vino para venenciar tales como: Montilla-Moriles en rama, manzanilla, vino amontillado, vino oloroso, Pedro Ximénez, etc

Nuestro servicio incluye:

  • Traslado 
  • Decoración de stand
  • Montaje y desmontaje del stand
  • Copas catavino
  • Barriles de vino
  • Venenciar vino
  • Venenciador ataviado con traje corto típico de Andalucía

Lo antes posible, ya que el servicio de venenciadores está muy  demandado.

Si estás interesado en saber cual puede ser el presupuesto para contratar a un venenciador profesional para tu celebración, hay que tener en cuenta varios factores:

  • Número de asistentes que acuden al evento
  • Distancia o lugar donde se celebre
  • Cantidad de catavinos
  • Tipo de decoración
Ir arriba